0
shares
+

Al igual que ha sucedido en el mountain bike, parece que en el ciclismo de carretera y el triatlón aparece una nueva tendencia: usar tan solo un plato en vez de 2. Es la propuesta que sobre todo Sram y Rotor han empezado a ofrecer desde hace no mucho. A lo largo de este artículo veremos que ventajas y que inconvenientes puede tener el monoplato para las bicis de ruta y de triatlón.

Yago Alcalde. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte – Ciclismo y Rendimiento

Ventajas

  • Ligereza: al eliminar piezas estamos haciendo la bici más ligera. Prescindir del desviador y del plato supone un ahorro de peso aproximado de 250gr. Este ahorro de peso es insignificante en términos de rendimiento a no ser que estemos hablando de alguien obsesionado con este tema.
  • Aerodinámica: el hecho de eliminar el desviador delantero y un plato hace que la bici sea ligeramente más aerodinámica, ya que el cuadro está más limpio y se reducen las turbulencias. Las mejoras se han calculado que están en torno a los 3w de ahorro.
  • Sencillez de uso: otra ventaja del monoplato es la sencillez para la gente que empieza a montar en bici, ya que solo tiene que preocuparse de un mando: más duro o más blando, sin tener que preocuparse sobre si la cadena va muy cruzada, si no lo hace suficientemente suave como para que el cambio sea eficaz y sobre todo porque no hay que hacer tantos cambios, ya que normalmente el cambio de plato suele conllevar un cambio de uno o dos piñones para que la transición sea suave. Aunque sea un gesto automatizado para los ciclistas expertos no deja de ser un pequeña complicación para los que están empezando, y por lo tanto, estamos facilitando el uso de los cambios.
  • Reducción de fallos mecánicos. Aunque no sea frecuente, el hecho de cambiar de plato siempre puede generar averías o salidas de cadena inesperados que se pueden evitar con un solo plato.
  • Mantenimiento: al eliminar un mecanismo de la bici estamos reduciendo algo de mantenimiento.

Inconvenientes

  • En principio, el salto entre piñones es un poco más grande en el monoplato que en los sistemas de doble plato. Aunque esto es muy matizable en función del montaje que estemos usando como comentaremos luego.
  • Elección de desarrollo. En función del tipo de ciclismo que hagamos, lo ideal es que elijamos la combinación de cassette y plato que más nos convenga. Nos referimos a que hay que tratar de ser un poco específico a la hora de elegir los desarrollos, ya que no es lo mismo usar la bici para triatlones de larga distancia más o menos llanos que para marchas cicloturistas. Aunque pueda parecer lo contrario, con un sistema monoplato se puede tener el mismo rango de desarrollos que con uno doble. Más adelante veremos unos ejemplos.
  • Como es sabido, Shimano es la marca con la que más bicis vienen montadas a día de hoy, y por lo tanto, pensar en un sistema monoplato supondría tener que cambiar toda la transmisión de la bici, ya que ninguna bici de serie viene montada con monoplato a día de hoy.
  • Pérdidas por rozamiento mecánico. El uso del monoplato va a generar muchas situaciones en las que la cadena va a estar un poco cruzada, lo cual se evita en mayor medida con el sistema tradicional de 2 platos. Según un estudio publicado en el portal web Velonews, el monoplato, en general, genera mayores fricciones que el doble plato. Esta pérdida de eficiencia mecánica contrarresta aproximadamente con las mejoras aerodinámicas del monoplato. Para una mejor comprensión sobre este tema recomendamos leer el artículo completo.

Opciones en el mercado

Actualmente, solo Sram y Rotor ofrecen opciones monoplato para carretera. La oferta de Sram es la siguiente.

  • Platos: 38 a 54 dientes de 2 en 2.
  • 11 piñones: 10-42, 11-25, 11-26, 11-28, 11-32 y 11-36.
  • 12 piñones: 10-26, 10-28, 10-33. Aunque sea un modelo para MTB, existe la opción del piñón 10-50 en caso de buscar un desarrollo muy corto pero con más salto entre piñones.

Rotor ofrece las siguientes combinaciones:

  • Platos: 38 a 54 dientes de 2 en 2.
  • 13 piñones: 10-36, 10-39, 10-46 y 10-52.
  • 12 piñones: 11-39, 11-46, 11-52.

Comparaciones con los desarrollos actuales

A efectos prácticos, lo que más nos interesa saber es si con un monoplato vamos a tener las mismas opciones que con los grupos actuales con dos platos. Al respecto, vamos a comparar las 3 combinaciones de grupos que más se usan en la actualidad: platos 53-39, 52,36 y 50-34 con cassettes de 11 piñones: 11-28, 11-30 y 11-32 dientes. Esta comparativa se puede hacer de dos formas:

  1. Comparando los metros de avance por pedalada.
  2. Comparando la velocidad alcanzada con diferentes cadencias.

Bajo nuestro punto de vista, es más efectivo hacer esta comparativa con la velocidad, ya que todos estamos mucho más acostumbrados a hablar sobre datos de velocidad que sobre metros recorridos en cada pedalada. Al respecto, hablaremos de los extremos de los desarrollos, ya que es lo que nos preocupa a la hora de pensar en lleva un solo plato: ¿me quedaré sin desarrollo en una subida dura? ¿Podré pedalear a más de 50km/h?

Velocidad en bajada

En el cuadro 1 podemos ver la velocidad alcanzada pedaleando a 100rpm con un plato de 53, 52 o 50 dientes y un piñón de 11 dientes. ¿Por qué 100rpm? Porque consideramos que es una cadencia asumible para pedalear a altas velocidades. En el cuadro 2, lo mismo pero con diferentes platos y con los nuevos piñones de 10  dientes o con los actuales de 11.


Cuadro 1.


Cuadro 2.

Como podemos ver, para conseguir la misma velocidad con un monoplato y con un piñón de 10 dientes que con un sistema tradicional necesitaríamos las siguientes opciones:

  • 50×11: 46×10.
  • 52×11: 48×10.
  • 53×11: 48×10.

En caso de ser un piñón de 11 velocidades, el piñón pequeño sería el mismo que en los sistemas actuales, y por lo tanto, siempre estaremos perdiendo velocidad con un monoplato. Por lo tanto, habría que plantearse hasta que velocidad máxima nos interesa tener desarrollo como para seguir pedaleando.

Velocidad en subida

Ahora veamos que sucede en el extremo opuesto: bajas velocidades en subida. En el cuadro 3 tenemos las velocidades que se consiguen pedaleando a 70rpm con los desarrollos tradicionales. Hemos seleccionado 70rpm porque es una cadencia más o menos frecuente en subida. Consideramos que puede ser más o menos la cadencia más baja que debemos tratar de mantener para optimizar el rendimiento. Cadencias más bajas digamos que dejan de ser efectivas. Obviamente, se puede pedalear a 60 o incluso a 50rpm de forma puntual en un repecho duro, pero no son cadencias como para mantener en un puerto largo desde el punto de vista de reducir la fatiga muscular.


Cuadro 3.

En el cuadro 4 podemos ver las velocidades a las que circularíamos con un sistema monoplato en sus diferentes combinaciones a 70rpm.


Cuadro 4

Te puede interesar: ¿Qué desarrollos me convienen?

Comparaciones: dos platos vs. monoplato

A continuación, podemos ver unos cuadros en los que comparamos la velocidad máxima y la velocidad mínima a la que podemos circular con los diferentes desarrollos tradicionales y lo que sería el equivalente en monoplato con 11 o 12 velocidades, ya que las opciones no son las mismas. En 12 velocidades, el piñón más grande es de 33 dientes, mientras que en 11 velocidades se llega hasta el 42, es decir, hay mucho más rango para poder igualar las velocidades que se consiguen con los sistemas de dos platos tradicionales.

50×34 vs. monoplato 11 velocidades


Cuadro 5.

Como podemos observar en el cuadro 5, es muy sencillo igualar o mejorar las velocidades que conseguimos usando un piñón de 28 dientes. Con un 48×10-42 conseguimos más velocidad en bajada y menos en subida, es decir, tenemos más rango de velocidades a costa de perder algo de progresividad en el cambio de marchas.

Si en vez de usar un piñón de 28 dientes usamos un piñón de 32 (opción más escaladora que usan muchos cicloturistas) tendríamos que bajar a un plato de 44 para no perder capacidad escaladora, y por lo tanto, perderíamos un poco de velocidad para bajar: 55 frente a 57km/h. Unas velocidades a partir de las cuales un cicloturista no debe preocuparse ni de pedalear…

50×34 vs. monoplato 12 velocidades

Para evitar un supuesto excesivo salto entre dientes lo ideal sería contar con un cassette 10-42 de 12 velocidades, opción que a día de hoy no existe en el mercado. Estaría la opción del cassette 10-50 de MTB (Eagle), pero entonces el salto entre piñones es un poco exagerado aunque podría ser una opción. Con un 48×50 conseguiríamos una velocidad mínima de 8,5km/h, más corta que un 34×32 sin perder velocidad.

Con la opción de Sram de 12 velocidades de carretera el piñón más grande es de 33 dientes, y por lo tanto, perderíamos velocidad de pedaleo si queremos igualar la capacidad escaladora, ya que hay que reducir el plato como podemos ver en el cuadro 6. Con un 40×33 escalamos igual que con un 34×28 y podemos pedalear bien hasta los 50km/h.


Cuadro 6.

52×36 vs. monoplato 11 velocidades

Al igual que sucede con los platos compact (50-34), cuando comparamos el monoplato frente a los platos semi compact (52-36) observamos que con un plato de 50 dientes y un cassette 10-42 obtenemos un mayor rango de velocidades que si usamos un piñón grande de 28 o de 30 dientes.


Cuadro 7.

52×36 vs. monoplato 12 velocidades

En caso de recurrir a cassettes de 12 piñones, de nuevo echamos en falta un piñón grande de más de 33 dientes para igualar desarrollos subiendo como podemos ver en el cuadro 8.


Cuadro 8

A la hora de valorar la idoneidad del monoplato en subida, el nivel del ciclista es un factor que tiene mucha importancia, ya que cuanto mayor sea la potencia relativa del ciclista (W/kg) será capaz de manejar cadencias por encima de 70 con desarrollos más largos y en rampas de mayor porcentaje. En el cuadro 9 se pone un ejemplo de la velocidad a la que iría un ciclista en función de su relación W/kg y el grado de inclinación de la pendiente.


Cuadro 9.

El análisis de este cuadro en relación con los anteriores nos hace llegar a las siguientes conclusiones

  1. Cuanto mayor es el nivel del ciclista (mayor potencia relativa a la hora de subir) menos comprometido va a estar con el uso del monoplato. Como hemos visto, con un plato de 46 dientes la capacidad para pedalear a altas velocidades no se ve comprometida. Con un piñón de 33 dientes (el piñón más grande ofrecido por Sram en 12 velocidades) se puede pedalear hasta 12,3km/h sin bajar de 70rpm. Un ciclista que mueva 4 o más w/kg irá cómodo con este desarrollo siempre que no pase del 10% de pendiente, lo cual no es habitual a no ser que hagamos grandes puertos. Ahora bien, la historia es bien diferente si hablamos de ciclistas de menos nivel, es decir, de ciclistas que por ejemplo suban a 3w/kg. En este caso, y con un plato de 46 dientes, en pendientes de más del 7% van a estar comprometidos.
  2. Continuando con el anterior análisis, está claro que la orografía del terreno es quizá el gran condicionante a la hora de decidir si el monoplato es una decisión acertada. Obviamente, cuanto más llaneemos y menos subidas duras hagamos más recomendable será el uso del monoplato. En este sentido y como sucede en MTB, también es posible cambiar el plato en función del tipo de salida que vayamos a hacer. Es una operación muy sencilla de llevar a cabo aunque a nivel usuario está claro que a nadie le apetece tener que estar cambiando el plato. Pero es una opción que existe y que no es complicada de realizar. Si hablamos por ejemplo de triatlones en los que no haya grandes subidas está claro que el monoplato es una elección válida.

El salto entre piñones

Una duda que siempre aparece cuando se habla sobre el monoplato es si no se notará mucho salto entre piñones al tener que hacer el cassette más grande. Al respecto, lo primero que debemos comentar es que en los cassettes de 12 velocidades este salto se minimiza en gran medida como es lógico. Veamos que saltos hay en el cassette Sram más polivalente: el 10-33. En el cuadro 6 podemos ver las coronas de dos cassettes tradicionales de 11 velocidades : 11-28, 11-30 y 11-32 así como las opciones de Sram de 11 velocidades: 10-42 y 11-36. Y en 12 velocidades, la opción de 10-33. Como se puede ver, el ideal en estos casos es cuantas más coronas mejor, por eso con 12 e incluso 13 piñones los saltos están muy limitados. De hecho, los usuarios de MTB ya llevamos usando monoplato 2 o 3 años y con un cassette de 12 coronas 11-50 creo que conseguimos un salto entre piñones que no se percibe nada brusco. Aun así, con un 10-42 de 11 velocidades el salto no es descabellado ni tan incómodo como pueda pensarse a no ser que llaneemos mucho y busquemos una cadencia de pedalada muy precisa. Como ya hemos comentado, es podría ser uno de los supuestos inconvenientes, especialmente en rodillo, donde sí que se busca una cadencia más ajustada.


Cuadro 10

Rotor 1×13

A lo largo del artículo nos hemos centrado sobre todo en las posibilidades de Sram principalmente por su mayor oferta y compatibilidad así como por su menor precio. Pero, es de justicia dedicarle unas cuantas líneas al mejor sistema monoplato del mercado: el rotor 1×13. ¿Por qué el mejor? Porque al ofrecer 13 coronas es posible abarcar incluso un mayor rango de velocidades a las que poder pedalear dentro de una cadencia normal. Y al ser 13 coronas, el problema del salto entre piñones se minimiza. El inconveniente en este caso es que para poder montar las 13 coronas es necesario usar una rueda Rotor, es decir, no es compatible con las actuales ruedas del mercado. Y solo es compatible con frenos de disco. El kit completo con ruedas de aluminio tiene un PVP de 2600€, 3500€ con ruedas de carbono. También ofrecen un grupo con 12 velocidades que sí es compatible con cualquier rueda del mercado y ya está preparado para pasar a 13 coronas una vez se cambie la rueda. Lo único malo del tema es que también hay que cambiar el sistema de frenado, es decir, frenos de disco.

Lo interesante del grupo 12×1 de Rotor es que como podemos ver en el cuadro 7 con el monoplato no estamos perdiendo capacidad de pedaleo en ningún rango. Si además disponemos de la opción de 13 coronas entonces el escalonamiento de los piñones sería tan progresivo como con los desarrollos actuales.

Cuadro 11.

¿Quieres ir más cómodo en tu bicicleta, rendir más y disfrutar más?

Comparte este artículo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Últimos post

+

Leave a Reply