0
shares
+

Durante dos años he tenido el placer de poder ayudar a un ciclista que además de tener unas buenas cualidades se ha dejado la piel sobre la carretera en cada entrenamiento. Su principal objetivo han sido las marchas cicloturistas, aunque también ha competido en master-30 principalmente como entrenamiento y para conocer las carreras. Aunque ha realizado muy buenas actuaciones en varias marchas de renombre (entre los 10 primeros en el Soplao de montaña y entre los 50 primeros en La Perico), en la Larra-Larrau es cuando más alto ha rendido, quedando entre los 20 primeros. Gracias al medidor de potencia que ha utilizado en todos sus entrenamientos y competiciones podemos analizar en detalle el porqué de tan buen rendimiento.

Yago Alcalde. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Máster en Alto Rendimiento Deportivo. Entrenador Nacional de Ciclismo – Ciclismo y Rendimiento

En la Larrau su rendimiento fue muy alto básicamente porque movió muchos vatios, eso es de cajón. Pero veamos cuantos vatios fueron así como las características de los puertos:

En este caso, lo que más llama la atención es lo poco que ha caído la potencia a medida que pasaban los puertos. Cualquier ciclista que entrene con vatios sabe perfectamente que en el tercer y el cuarto puerto los vatios no tienen nada que ver con los que salen en el primer puerto. Incluso en este mismo ciclista. En otras marchas, siempre ha sido capaz de subir el primer puerto rondando los 300w. Pero en el último puerto rara vez pasaba de 260-270w. Incluso este año en el Soplao de carretera la potencia media en Palombera bajó hasta los 250w. Las claves para mantener una potencia elevada en todas las subidas han sido las siguientes:

  • Un buen entrenamiento.
  • Una buena regulación y dosificación de las fuerzas, es decir, no haber subido el primer puerto a 320w.
  • Una buena hidratación y alimentación a lo largo de la marcha.
  • La temperatura que hizo: 16 grados es ideal para mejorar el rendimiento.

Además en Larrau, al tener un pequeño descanso al final, hace que bajen los valores medios, ya que si quitamos esa parte de la subida nos sale una media de 285w (289 normalizados), es decir, muy cerca de los 300w a los que subió los demás puertos. 300 vatios como tal no nos dicen mucho, ya que lo realmente importante es la potencia dividido entre el peso del ciclista, en este caso, 71kg. Y vemos que la potencia relativa ha sido de 4,2w por kilo de peso en la mayoría de los puertos.

El umbral funcional de este ciclista se encuentra en los 320w, es decir, que es capaz de hacer una hora seguida a esa potencia.

Aquí tenemos el gráfico de la prueba:

Si este articulo te ha parecido interesante, podemos ayudarte a optimizar tus entrenamientos.

Consulta nuestros planes de entrenamiento.

+
Comparte este artículo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Leave a Reply