0
shares
+

En este artículo vamos a hacer una mezcla entre crónica y análisis de datos sobre cómo me fue en la Quebrantahuesos. Voy a exponer todos los datos que crea que son de interés, incluyendo los de los últimos 180 días, vitales para llegar en óptimas condiciones a una marcha tan exigente como esta. Tengo que destacar que fui a disfrutar de un día de ciclismo y a exprimirme, y que hacer mejor o peor tiempo no era mi prioridad.

Eduardo Talavera. Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte – Ciclismo y Rendimiento

En primer lugar, vamos a poner en contexto mi situación en la marcha a modo de “flashback”, para que sepáis cómo terminé, y cómo llegué hasta ahí. Hasta los últimos 20Km estaba en el grupo delantero de 9 ciclistas (2 escapados y 7 persiguiendo) y finalicé con 5h53min con el 28 mejor tiempo (dorsal 2683). En cuanto a valores en frío, mi peso actual es de 65Kg y un FTP de 330w.

Una vez visto donde finalicé y los datos introductorios, empecemos por el principio.

Hasta coronar Somport

Al ser mi primera QH tocaba remontar para llegar a los puestos delanteros en la autovía. Al parecer, este año se empezó más tranquilo, lo que me permitió llegar más o menos rápido. Siempre se agradece que Indurain no se ponga a tirar como un loco en el llano, aunque hizo algún amago.

Primeros 40km

Todo el que haya subido el mítico Somport sabe que es difícil definir con exactitud dónde empieza realmente, ya que toda la primera parte es de sube y bajas. Nosotros vamos a separar el comienzo de la QH en: primeros 40km y últimos 8km antes de coronar. Estos primeros 40km los completamos en 1h7min con un IF de 0,71, lo que sería una Zona 2. Al empezar los últimos 8km, Zubeldia empezó a marcar un ritmo que empezaría a estirar el pelotón y se traduciría en los primeros cortes relevantes. Como me encontraba en los puestos delanteros, subí detrás de él, 4ª-5ª puesto, para coronar en esa misma posición. A pesar de que este año el tiempo total de la marcha fue más lento que en anteriores, en el Somport se batió el tiempo de Strava, que no está nada mal. Estos 8km los completamos en algo menos de 22min y con una potencia normalizada (NP) de 320w (4,9w/kg), es decir, 0,97 de factor de intensidad (IF). Si habéis podido ver algún video, veréis como se estiró todo el pelotón describiendo una bonita fila de ciclistas de a uno en todo el tramo final.

Somport

Hasta coronar Marie Blanque

Tras coronar Somport, hicimos la bajada liderada por Aimar, con precaución, ya que estaba mojada del día anterior. Tengo que decir, que estas son las pequeñas cosas con las que me quedo, poder disfrutar de una bajada en el Pirineo, con tráfico cortado y a rueda de Zubeldia y Contador, es increible. El llano entre Somport y MB se hizo bastante despacio, lo que supuso que nos juntáramos un pelotón grande, de unos 250 ciclistas. En cuanto a los datos de esta parte fueron 30Km en 41min a 194NP y 0,59IF.

Llano hasta MB

Al terminar el llano encaramos la subida a la Marie Blanc, que la podemos dividir en dos partes. Los primeros 5km que tienen una media del 4,2%, los cuales realizamos en grupeta a un ritmo “tranquilo” de 292w (4,5w/kg) y 0,89IF durante 14min. Fue en esta parte donde Contador y Zugasti arrancaron, al principio como bromeando, pero que terminaron dándole algo de continuidad.

Primera parte MB

Por detrás nos pusimos a tirar y encaramos los últimos 4km al 11,5% a buen ritmo. En este caso, completamos los 4km en 18min a 345w, que corresponde a 5,3 w/kg, y un IF de 1,05. Del pelotón inicial de 250 ciclistas coronamos destacados 5 ciclistas y por detrás se unirían más adelante otros 6 o 7 entre ellos Contador y Zugasti.

Últimos 4km de MB

Hasta coronar Portalet

En el llano hasta el Portalet Contador organizó el grupo de unas 12 unidades para que hiciésemos una rueda para mantener el ritmo y completar esos 10km en 15min a 255NP y un IF de 0,77.

Llano hasta Portalet

Empezaba el puerto más largo y decisivo de la Quebrantahuesos, el Portalet. Este puerto desde Laruns tiene unos 28km con una media de 4,5% que completamos en 1h15min. En todo este tiempo dio para mucho. El grupo se rompió por completo y tan solo nos quedamos 8 por delante. Cazamos al ciclista que llevaba escapado desde el comienzo del Somport al que pude felicitar por su larga escapada y me respondió con un “vaya pájara llevo”. Poco después arrancaría Zubeldia llevándose a rueda al posterior ganador de la prueba. Finalmente coronaron dos ciclistas por delante con un tiempo más que suficiente y luego nuestro grupo de unas 6 unidades persiguiendo y donde las fuerzas ya iban justas. Por mi parte ya iba destrozado, con apenas medio bidón de agua para subir todo el Portalet. Los datos durante esa hora y cuarto fueron de 276w, lo que supone 4,2w/kg a un IF de 0,84.

Portalet

A por la Hoz de Jaca

Ya solo quedaba la última tachuela de la marcha, o eso pensaba, yo iba que no sabía ya ni cómo me llamaba. En la bajada del Portalet se unió a nuestro grupo Josemari, corredor de Buff-Scott de MTB. Encaramos los 2km de Hoz de Jaca los 7 ciclistas juntos y fue casi coronando donde yo ya no podía ni mover las piernas. Aun así, los 2km de la Hoz los completamos en 8min a 309w, 4,7w/kg y un IF de 0,94. Al coronar me sacaron un tiempo que conseguí recuperar en la bajada y fue al salir de la presa de Bubal, en un repecho de 400m donde mis piernas dijeron, “hasta aquí chavalote”.

Hoz de Jaca

A partir de ahí, en solitario, me tocó encarar los últimos 23km de medio bajada/llano donde apenas pude mover 190w, IF 0,57. A unos 5km de la llegada, un grupo de unas 20 unidades me paso y me dejó en el último repecho antes de llegar a Sabiñánigo. Al final completé los 195km en 5h53min y con muchas ganas de repetir el año que viene.

Tramo final

Cómo fueron los últimos 180 días antes de la Quebrantahuesos

Como todos sabemos, el rendimiento depende del entrenamiento que realicemos así como de nuestra genética. Como el tema genético es complejo, nos centraremos en los datos fríos de entrenamiento de los últimos 180 días, es decir, lo que llevamos de año aproximadamente. A continuación pongo una foto de mi PMC (Performance Management Chart). El PMC es un gráfico de TrainingPeaks en el que se puede ver el estado de forma de un deportista en función de la carga de entrenamiento realizada. En el momento de la QH, mi CTL estaba en 84 puntos. El CTL es un medidor de carga de entrenamiento acumulada. Este número es inferior a el de otros ciclistas que entrenamos en C&R, que han llegado a la QH con datos de 110-120 puntos de CTL y sin embargo sus tiempos han estado más en torno a las 6:30-6:45. ¿Por qué he tardado yo menos tiempo que ellos con menos entrenamiento? Influyen 3 factores principales:

  1. Genética: sabemos que hay personas que con poco entrenamiento consiguen un rendimiento por encima de lo normal. Creo que les debo algo a mis padres…
  2. Historial de entrenamiento: además de lo que hayamos entrenado en los meses anteriores a la marcha, lo que hayamos entrenado en años anteriores también influye. Al respecto, señalar que llevo compitiendo en carretera desde hace unos 8 años.
  3. Peso corporal. Pesar poco es muy importante para rendir bien en pruebas con tantos puertos. Pesar poco le permite al ciclista subir mucho el coeficiente W/kg, y por lo tanto, la velocidad en subida. Con los vatios que yo muevo, si en vez de pesar 65kg pesase 70kg mi potencia relativa subiendo el Marie Blanc hubiese sido 4,9w/kg en vez de 5,3w/kg, lo cual me hubiese supuesto una pérdida aproximada de un minuto.

Durante este año, he completado 370h y 9700Km en total, lo que significa una media de 350km y 12h 30min a la semana de media. Para encuadrar bien estos datos hay que tener en cuenta que yo utilizo la bici como medio de transporte en ciudad y esos datos también van incluidos en las estadísticas. Aproximadamente, invierto 2h30min y 60km (probablemente más) a la semana de media en desplazarme de un sitio a otro. De ahí la importancia, para los que no tienen mucho tiempo para entrenar, de movernos por nuestra ciudad en bici siempre que podamos.

Mis conclusiones de la Quebrantahuesos

La QH es una marcha que me ha parecido increible, el entorno, el ambiente ciclista, la organización, el recorrido, etc. En mi caso no iba a hacer tiempo, simplemente iba a disfrutar, a intentar estar delante y a terminar la marcha lo mejor posible. Es obvio que no seguir ninguna estrategia de vatios no es la mejor idea si quieres superarte de año en año, pero bueno, ya tengo un tiempo de referencia de cara al año que viene.  Ya sea porque vas con la intención de bajar tu tiempo, o simplemente a terminarla, es una marcha exigente, a la que hay que llegar preparado, y a la que no hay que perderle el respeto, ya que son casi 200km. Sin duda el año que viene intentaré repetirla, gestionando mejor la potencia y entrenando un poco más para evitar la explosión de este año.

Si este artículo te ha parecido interesante, podemos ayudarte a optimizar tus entrenamientos.

Comparte este artículo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Post recomendados

+
Comparte este artículo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Leave a Reply